Colombia: Santuario de Nuestra Señora de las Lajas, un milagro sobre el abismo

Blog sobre viajes y turismo, nacional e internacional, caro y barato

Colombia: Santuario de Nuestra Señora de las Lajas, un milagro sobre el abismo

By

Cuenta  la leyenda que María Mueses de Quiñones, descendiente de caciques indígenas de Potosí, subía rumbo a Las Lajas con Rosa, su hija sordomuda a la espalda. En un momento en que la mujer paró a descansar, la niña se bajó de su espalda y comenzó a treparse en las piedras de la cueva, exclamando: “¡Mami! ¡Mami!, ¡Aquí hay una señora blanca con un niño en sus brazos!”.

Esta era la primera vez que María oía hablar a su hija y cuando lo contó a amigos y parientes, nadie le creyó. De regreso a Potosí, al pasar nuevamente por la cueva, la niña volvió a hablar diciendo: “¡Mami! ¡La señora blanca me está llamando!”

La mujer, que no veía lo que la niña decía ver, salió corriendo muy asustada pero al cabo de unos días la niña desapareció y la madre, después de buscarla por todo el pueblo fue a la cueva donde pudo observar a su hija arrodillada frente a la mujer blanca y jugando, cariñosa y familiarmente, con el niño, el cual había bajado de los brazos de su madre para permitirle a la niña disfrutar su divina  ternura. María cayó de rodillas ante este hermoso espectáculo; había visto a la Santísima Virgen por primera vez.

Temerosa de no ser creída, guardó el secreto pero siguió concurriendo a la cueva con Rosa para llevar flores y encender velas. Así pasó el tiempo hasta que un día la niña enfermó gravemente y murió. María llevó el cuerpo de la niña a los pies de la Señora del Guáitara y le recordó a la Virgen todas las ofrendas que Rosa solía llevarles y le pidió que le devolviera la vida.

El milagro se produjo y María contó en su pueblo lo ocurrido y todas las campanas de la iglesia tocaron mientras todos se dirigieron hacia la cueva. Asombrados vieron que allí brillaban luces extraordinarias y que, en la pared de piedra, se había grabado para siempre la imagen de la Santísima Virgen.

En torno a esta leyenda se construyó el impresionante Santuario Nuestra Señora de las Lajas, enclavado en el interior del Cañón del río Guaitara a modo de fortaleza. Edificado a la manera de una catedral europea de estilo gótico, se construyó en el año 1916 a 7 km de Ipiales, al sur de Colombia.

Se eleva a 100 metros de altura desde su base y lo más llamativo de esta singular estructura, es el puente de 20 metros de largo por 17 de ancho que se levanta sobre dos arcos sobre el río y que une el templo con la orilla del otro lado del abismo.

Otro de los tantos sorprendentes tesoros ocultos de Sudamérica.

Foto: vuelos a Colombia

Colombia: Santuario de Nuestra Señora de las Lajas, un milagro sobre el abismo

Tags:
turismo |



Viajes y turismo